¿Qué tan común es el autismo?

 In Recursos

¿Qué tan común es el autismo?

Las estadísticas sobre autismo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. identifican que alrededor de 1 de cada 68 niños estadounidenses se encuentra en el espectro del autismo, y 1 de cada 42 de esta estadística son niños, lo que supone un aumento de casi 10 veces la prevalencia en los últimos 40 años. Una cuidadosa investigación muestra que este aumento sólo se explica en parte por la mejora del diagnóstico y la concienciación. El trastorno del espectro autista afecta a más de 3,5 millones de individuos en Estados Unidos y a muchos más millones de personas en todo el mundo. Las estadísticas del gobierno de Estados Unidos sobre los trastornos del espectro autista sugieren que las tasas de autismo han aumentado entre un 10 y un 17 por ciento anual en los últimos años. Actualmente no existe una explicación oficial o establecida para estos continuos aumentos, aunque la mejora del diagnóstico y las influencias ambientales son dos razones que a menudo se consideran factores.

Prevalencia

  • En 2018 los CDC determinaron que aproximadamente 1 de cada 59 niños es diagnosticado con un trastorno del espectro autista (TEA).
  • 1 de cada 37 niños
  • 1 de cada 151 niñas
  • Los niños tienen cuatro veces más probabilidades de ser diagnosticados de autismo que las niñas.
  • La mayoría de los niños seguían siendo diagnosticados después de los 4 años, aunque el autismo puede diagnosticarse de forma fiable a partir de los 2 años.
  • El 31% de los niños con TEA tiene una discapacidad intelectual (cociente intelectual [IQ] <70), el 25% se encuentra en el rango límite (CI 71-85) y el 44% tiene puntuaciones de CI en el rango medio o superior a la media (es decir, CI >85).
  • El autismo afecta a todos los grupos étnicos y socioeconómicos.
  • Los grupos minoritarios tienden a ser diagnosticados más tarde y con menos frecuencia.
  • La intervención temprana ofrece la mejor oportunidad para apoyar un desarrollo saludable y ofrecer beneficios a lo largo de la vida.

El autismo en la edad adulta

  • En la próxima década, se calcula que 500.000 adolescentes (50.000 cada año) llegarán a la edad adulta y dejarán de recibir servicios de autismo en la escuela.
  • Los adolescentes con autismo reciben servicios de transición sanitaria con la mitad de frecuencia que los que tienen otras necesidades sanitarias especiales. Los jóvenes cuyo autismo va unido a problemas médicos asociados tienen aún menos probabilidades de recibir apoyo para la transición.
  • Muchos adultos jóvenes con autismo no reciben ningún tipo de atención sanitaria durante años después de dejar de acudir al pediatra.
  • Más de la mitad de los jóvenes adultos con autismo permanecen desempleados y no se matriculan en la enseñanza superior en los dos años posteriores al instituto. Se trata de una tasa inferior a la de los adultos jóvenes de otras categorías de discapacidad, como las discapacidades de aprendizaje, la discapacidad intelectual o las deficiencias del habla y el lenguaje.
  • De las casi 18.000 personas con autismo que utilizaron programas de rehabilitación profesional financiados por el Estado en 2014, solo el 60% salió del programa con un trabajo. De ellos, el 80 por ciento trabajaba a tiempo parcial con una tarifa semanal media de 160 dólares, lo que les sitúa muy por debajo del nivel de pobreza.
  • Casi la mitad de los jóvenes de 25 años con autismo nunca han tenido un trabajo remunerado.
  • Las investigaciones demuestran que las actividades laborales que fomentan la independencia reducen los síntomas del autismo y aumentan las habilidades de la vida diaria.

Fuente: Autism Speaks

Recent Posts
X
X